lunes, 30 de abril de 2012

Participa México en 7o Congreso Espírita Centroamericano



Queridas amigas y amigos, compartimos con ustedes, en forma de crónica, una extraordinaria manifestación de amor que fue el 7o Congreso Espírita Internacional realizado en el Altiplano Guatemalteco, el pasado fin de semana (27-29 de Abril de 2012).
La Coordinador de Apoyo al Consejo Espírita Internacional para Centroamérica, Panamá y el Caribe (Ceica), que encabeza Edwin Bravo, generosamente invitó al Centro de Enseñanza Espírita Allan Kardec de la Ciudad de México (CEEAK) y a la Federación Espírita de Tamaulipas y las Huastecas A.C., (FETHAC) a participar en esta edición del Congreso Centroamericano, que se llevó a cabo en Concepción Tutuapa, San Marcos, Guatemala, enclavada en la zona indígena conocida como el Altiplano.
Ambas agrupaciones comisionaron a Patricia Rodríguez, Miguel De la Torres y Jorge Camargo para acudir en calidad de representantes de ambas instituciones.
La jornada inició el viernes 27 cuando llegamos los que integramos la comitiva a la ciudad de Guatemala, justamente para participar en las actividades del Pre-Congreso, que consistieron en sendas conferencias denominadas “Desarrollo de la Mediumnidad” y “Práctica del Espiritismo en México”.




Patricia Rodríguez en su exposición:



La sede fue en las instalaciones de la Escuela Heliosóphica Luz y Caridad, una amplia edificación que alberga, en su planta baja, un extraordinario salón de conferencias; un área para la evangelización infanto-juvenil; un museo-biblioteca y, en su primer piso, una serie de habitaciones que se ponen a disposición de visitantes o viajantes  espíritas.


Poco antes de la 7 de noche –en Guatemala es una hora menos que en México- comenzaron a arribar hermanas y hermanos trabajadores, quienes no sólo escucharían las pláticas que ofrecerían los espíritas mexicanos, sino que alistarían todo lo necesario para partir en la madrugada al evento.

Digo de madrugada porque el trayecto es de más de 10 horas de carretera y terracería hasta el Altiplano.
En el gran salón, pintado en un tono verde claro, los asistentes escucharon a los conferencistas mexicanos.

 

Patrica Rodríguez en su exposición:
Dar click en el vínculo de abajo para ver la intervención de Patricia Rodriguez:

http://www.youtube.com/watch?v=Lvv6sZPSas0&feature=relmfu

Una vez transcurridas las presentaciones, los cariñosos trabajadores realizaron un convivio para el intercambio de experiencias. Ahí estuvieron igualmente el representante del espiritismo salvadoreño, José Ángel Velásquez, profesor de gran conocimiento de la doctrina de Kardec y destacable por su animosidad, sencillez y carácter jovial, así como un representante de la Asociación Civil de Proyección Moral (Acipromo). 

Se marcaron las 3 de la mañana, ya del sábado 28, para salir en camión hacia Concepción Tutuapa. Algunos logramos dormir algunas horas, los trabajadores de la casa espírita, mujeres y hombres de todas las edades, no se dieron tregua. Siguieron preparando todo para el viaje.
Habría jornadas de asistencia médica, donación de objetos de uso, ropa y juguetes para niños, así como actividades interactivas. Todos se preparaban.
Cumplida la hora y el camión de pasajeros cargado, todos ocupamos nuestros lugares. La larga expedición comenzaba. Mujeres y hombres, hermanos trabajadores de avanzada de edad eran los más animosos.
 La trayectoria fue larga. Nos detuvimos brevemente en la carretera por un retén militar. La segunda parada fue para cambiar de camión, porque el que llevábamos no estaba preparado para el segundo tramo de terracería. 

Añadir lMiguel de la Torre, subiendo al segundo camión que nos llevaría por la terracería
.





Tras un breve y sustancioso desayuno, con una bebida caliente llamada Mosh –o algo parecido; huevos revueltos, frijolitos, reiniciamos el camino.






Ya en el nuevo camión. Detrás del asiento que ahora compartíamos tres compañeros, viajaba Wendy Castañón, mujer de habilidades extraordinarias para la coordinación de los viajeros, y de gran compromiso cristiano.

Patricia Rodriguez, lista para la segunda etapa del viaje

Circulábamos por la terracería teniendo como escenario un extraordinario cielo clareado y el olor a pino inundando el ambiente. Nuestras cabezas golpeaban a veces, como consecuencia del movimiento brusco del camión que sorteaba los hoyos.
Canciones infantiles y trabalenguas eran recitados de tal manera por los animosos Edgar Oswaldo Abella –extraordinario y entusiasta colaborador-, y César Solares, ambos de Guatemala, que hacían recordar los años de las excursiones escolares.

Edgar Arbella, todos reflejan el ambiente de los trabajadores espíritas

Cercanas las 2 de la tarde llegamos a Concepción Tutuapa. Un breve almuerzo y comenzó la tarea.
El desarrollo de las conferencias sería en el domo del mercado municipal, con cupo para 600 personas.
Tras una breve bienvenida, se iniciaron lo trabajos de asistencia médica en una casa cercana al evento, donde ya se habían dispuesto las cajas de medicina que, por donaciones y recolectas, se recetarían a los enfermos, que eran atendidos por dos extraordinarias doctoras que integraban la delegación salvadoreña.

Los pequeños espíritas al iniciar los juegos

Paralelamente, Wendy Castañón  trabajaba con cerca de 200 niñas y niños de la etnia indígena mam. Las tareas de evangelización, siempre respetuosa de sus creencias culturales, transcurrieron por más de dos horas, para luego proceder a la repartición de juguetes y ropa.
Jesús, Dios y el respeto y amor a nuestro prójimo, pero sobre todo, el amor a nosotros mismos, son conceptos que los pequeños manejan muy claramente.

Patricia Rodríguez, de la FETHAC, condujo una parte de los trabajos con los pequeños. Ella realiza esa tarea en las zonas de Tamaulipas y San Luis Potosí, México.
Conferencias.

video
Wendy Castañón, trabajando con los pequeños.

Al terminar estas tareas dieron comienzo las conferencias.
Paulo Monteiro, de Brasil, habló sobre el suicido y las repercusiones kármico-espirituales para quienes incurren en el mismo. Patricia Rodríguez, de Tamaulipas, México, habló sobre las coincidencias de la doctrina espírita con la cultura maya. José Angel Velásquez, de El Salvador, expuso sobre el mejoramiento de la humanidad por medio del estudio del espiritismo; Acipromo presentó la paz de la humanidad por medio de la doctrina espírita y César Solares, de Guatemala, habló sobre la violencia intrafamiliar.
Las horas transcurrieron, el cansancio de los días sin dormir se acumulaba, pero el ánima no decaía.
Mujeres, hombres y adolescentes participaban de las conferencias. Cercana la media noche proseguían los expositores, que se intercalaban con niños que hacían representaciones sobre el espiritismo y cantos.


Acabado el evento, los asistentes regresaban, en la espesura de la noche, a sus comunidades. Todos satisfechos, cumplido el servicio con amor, al que nos exhorta el Maestro Jesús y el Plano Mayor, descansamos un para de horas.
A las 6 de la mañana, el regreso a Guatemala. La semilla sembrada; niñas y niños, espíritas del mañana, pronto germinarán en amor, tolerancia y caridad, para regresar a nuestro mundo, la paz que le hace falta.






El Coro de Adolescentes

Los viajeros emprendimos el regreso. El amor al servicio, el trabajo en el nombre de Jesús, llenó nuestros corazones. La tarea fue hecha. Habrá más oportunidades.


Los hermanos de Guatemala, de Honduras, del Salvador, de Brasil y de México son ejemplo de que el espiritismo es el camino del amor y la paz a la que todos aspiramos.

Regalo de Guatemala para nosotros..